“No estáis solos, somos muchos los que allende del Ebro entendemos y compartimos el catalanismo” és un dels missatges que Santiago Carrillo ha adreçat avui al públic que omplia a vessar la sala d’actes de l’Ateneu Barcelonès. Oriol Bohigas, Pasqual Maragall i Antonio Franco eren algunes de les cares conegudes que he vist.

Durant la conferència “España y Catalunya en el siglo XXI”, Carrillo ha recordat la importància que sempre ha tingut Catalunya en la lluita per les llibertats a Espanya i ha mencionat exemples de la República, la guerra, l’anti-franquisme i la recuperació de la democràcia. És en aquest moment quan ha dit taxativament que “Sin Cataluña en España no habría libertad”.

L’històric líder comunista s’ha mostrat molt comprensiu amb que actualment a Catalunya hi hagi un fort desig independentista, tot i que ha matisat que ell preferiria que els pobles d’Espanya texissin un futur plegats des de la llibertat. Però també s’ha mostrat convençut que si el Tribunal Constitucional obliga a modificar substancialment l’Estatut aquest independentisme es reforçarà encara més:

“Sin duda, las gentes que piensan que Cataluña debe ser independiente, que no debe encajarse libremente en el Estado Español, crecerían. Por donde resulta que los patriotas españolistas serían los autores principales de la separación de Cataluña del Estado Español”.

Respecte la crisi, Carrillo s’ha mostrat molt preocupat i l’ha comparat a la dels anys 30 que va desembocar en una guerra mundial: “Me preocupa que los más jóvenes puedan no darse cuenta de qué peligrosa es esta crisis”. En aquest sentit Carrillo ha dit que s’ha de demanar comptes als que s’han enriquit els últims anys a causa de l’especulació. També ha mencionat el perill que suposen guerres com les de l’Iraq o l’Afganistan, que divideixen el món en dos.

Crec que no exagero si dic que durant la conferència s’ha creat un ambient molt especial. A Carrillo se’l veia content d’estar parlant en un auditori com l’Ateneu de les relacions entre Catalunya i Espanya. Se’l veia molt conscient que també en les relacions Catalunya-Espanya les coses han canviat i que hi ha un profund distanciament.

Com que havia parlat de manera tan respectuosa de l’independentisme li han demanat que fes una crítica: “en què ens hem equivocat els catalans en tot aquest procés?”. Al que ell ha respost: “Yo vengo de Madrid y no les voy a criticar, eso hagánlo ustedes mismos”.

Ha estat tot un luxe escoltar Carrillo de tan a prop. Les seves paraules eren pausades i profundes, paraules majors. Quan sortia he sentit una noia que era crítica amb la bona fe mostrada per Carrillo: “a aquestes alçades, que no ens demanin més paciència per reformar l’Estat…”

Ah, i mireu quina cua hi havia per entrar a l’Ateneu,  jo mai abans havia vist tanta gent esperant per entrar!


Transcripció del vídeo:

“Ha habido en Cataluña inciativas no oficiales que indican la proporción que puede haber, que pueden tener diferentes tendencias en Cataluña. Está claro que si el fallo sobre el Estatuto fuese negativo y Cataluña tomara por una mayoría significativa la decisión de apartarse del Estado Español la responsabilidad en la historia sería de esos patriotas españoles.

Y nadie en esta época , nadie en esta época puede pensar que el Gobierno central, del Estado, pueda -si el pueblo catalán con esa mayoría significativa decidiese otra cosa que estar en el Estado Español- que nadie piense que pueda haber una operación de fuerza para doblegar esa decisión. Porque muchos españoles, muchos de allende el Ebro se negarían en absoluto a hacer una represión contra Cataluña como consecuencia de ese acto. Y porque además, en el mundo de hoy -y lo de Kósovo está ahí- si un pueblo decide una cosa es muy difícil que por la fuerza se le pueda doblegar, se le pueda impedir alzanzar ese objetivo.

Y digo esto añadiendo que para mi sería una tragedia que Cataluña dejara de ser parte del Estado Español. Y sería una tragedia porque el Estado Español quedaría muy reducido y Cataluña también. Y pienso que juntos, pero juntos como iguales, gente del mismo rango, el Estado común de todos, a condición que todos encagen y tengan una situación que respondan a sus deseos reales, un Estado así puede jugar hoy en la vida internacional y en el desarrollo de un país en esa cosa tan importante y al mismo tiempo para mucha gente tan confusa que es la necesidad de cambiar el sistema productivo de este Estado.

Toda una serie de cuestiones estoy convencido que podrían resolverse mejor con un Estado Español reconociendo las libertades de los pueblos que lo componen…”