El hall del Centre de Cultura Contemporània de Barcelona se llenó el martes con más de 600 personas que querían escuchar a Ignacio Ramonet, el director de Le Monde Diplomatique. Invitado -como viene siendo  habitual desde hace 20 años- por la Fundació Alfons Comín, la conferencia de Ramonet se titulaba “España, terapia de choque y sadismo económico”. En un momento determinado pronunció la palabras que transcribo a continuación. Como siempre, si podéis mejor que miréis el video donde apreciaréis mejor el sentido de sus palabras:
“…la política es quien decide quien lidera un país pero, si ese liderato es incapaz de decir sacar al país del atolladero, ¿qué tipo de recursos quedan? ¿Estamos avanzando hacia un nuevo ciclo de aventuras políticas? ¿Hacia un ciclo en que acontecimientos que parecían haber desaparecido del horizonte de la UE -golpes de estado, intervenciones militares, pronunciamientos, etc-…? ¿Es posible que ese tipo de escenario y de guión puedan regresar en el contexto en el que estamos, que podemos calificar de post-político?” 
“En todo caso, todos estos elementos definen la complejidad de la crisis en la que estamos y la dificultad para salir de ella, partiendo del principio que el capitalismo en su fase neoliberal no funciona. Lo que está ocurriendo en la UE hoy -y en particular en los paísed del sur- o también en Chipre, Malta e Irlanda, demuestra que esta escuela capitalista que se está aplicando desde la época de Reagan y Thacher en los 70 y 80’s no funciona.”
“Esta teoría llega a su naufragio en este momento. Aunque todos constatamos que este modelo de mercado a vocación totalitaria no funciona, sin embargo no sólo no salimos de él sinó que se nos dice que es el único camino y que para que pueda volver a funcionar con el mismo modelo hace falta hacer una camino que es un vía crucis, pasa por el sacrificio”.
“En Europa la situación es más complicada que en los EUA donde se constata de la misma manera que el capitalismo en su fase neoliberal no funciona pero en Europa el problema se complica porque estamos dentro de la UE que se ha construído sin que los ciudadanos europeos hayan tenido mucha vigilancia en el modelo que se construía en Europa. En algunos países los ciudadanos sí que fueron consultados por referendum y se opusieron a a algunos proyectos que reducían el márgen de maniobra de la voluntad política (Dinamarca, Irlanda, Francia…) como por ejemplo en el 2005. En cambio en España siempre se ha votado mayoritariamente a favor de todas las decisiones de construcción de la UE…”
En la introducción del acto Maria Lluïsa Oliveras -viuda del cristiano marxista Alfons Comín y principal impulsora de la fundación- agadeció la ayuda de muchos de los presentes en el sustento de la fundación en estos momentos de difícil financiación de este tipo de entidades.