Bajo el título “De los 70 ‘s al 15M” el periodista Pepe Ribas, que fundó la revista Ajoblanco, hizo ayer (jueves 7 de junio) una conferencia en el Cercle de Gràcia, la primera en Barcelona en bastante tiempo, organizada por Informa’t bcnResumirla es difícil así que me conformaré con hacer algunos apuntes de lo que dijo sobre la actualidad. 


Tras una primera parte en la que repasó su experiencia de los años 70’s y 80, (durante el primer y segundo Ajoblanco), con un trasfondo de consejos hacia la generación impulsora del movimiento de los indignados, pasó a hablar del actualidad…



Cosas que dijo:


– ¿Qué es lo que está pasando en el mundo? En realidad, ¡hay menos información que nunca! Yo creo que en la era de la información la desinformación es absoluta. Porque sabes cosas muy a bulto.


– Pero por otra parte es verdad que, en estos momentos, la manipulación es muy difícil porque si pasa algo grande, ¿os imagináis todo lo que se diría en Internet? Y no pueden cortar la red, porque sería como parar la economía…


– Si tuviéramos más información, más elementos, sería difícil que apareciese un líder mesiánico. Mirad cómo a Esperanza Aguirre, se le está viendo todo, ¡se le ha derrumbado un banco!


– En este país estamos muy desinformados, nos cuesta mucho viajar, conocer de verdad los otros países, desde dentro. Aquí sabemos las cosas porque las dice La Vanguardia, pero ¿qué queréis que diga La Vanguardia?


– Y El País ¡aún peor! Algún día alguien tendrá que escribir la responsabilidad de Prisa y de El País en todo el desastre democrático de este país y en la cultura. Como se le ha cargado.


– Todo esto se tiene que cuestionar desde la raíz, si queremos sobrevivir.


– En este país viajamos pero no nos enteramos de lo que pasa en otros países. Nuestra democracia está regulada para que nada cambie. Por eso la aparición de los indignados ha sido una ‘bomba’ y los políticos están asustados.


– Ahora sí que hemos cerrado el capítulo de la Transición. Se acabó, ¡porque hace reír! El libro está abierto. Pero ¡hey!. Tenemos que leer, estudiar y debatir. Alternar apariciones públicas de ruido con ratos de silencio.


– De acuerdo, ¡Viva el hedonismo!, pero sepamos para qué sirve y para qué no. La generación después de la mía cayó por la droga.


– Hay que volver a la cultura participativa, no al espectáculo. La cultura viva es contracultura porque va contra lo establecido. La cultura muerta es espectáculo, te duermes, le va bien al poder porque te vuelve pasivo.


– Los políticos están asustadísimos porque ven que se está abriendo un frente. Pero tenemos que saber construir… Tenemos que hacer que esta democracia sea otra cosa! No puede ser que exista la prensa que hay, necesitamos otra prensa, otra universidad, unos barrios organizados… Y el embrión de todo esto lo están montando los indignados.





– Debemos construir otro país, que no pueden construir los que nos han llevado a la ruina.


– En este país no hay debates.


– Las ciudades también provocan formas de ser y Barcelona la hemos convertido en un Lloret gigante. Ahora todo se tiene que pagar, antes no pagábamos nada: teatro, cultura… Hemos pasado de un extremo a otro.


– Lo que ha pasado, en este país, es muy grave. No ha pasado en Alemania ni en Francia. En Alemania hay una cultura y una conciencia social y ecológica que ojalá la tuviéramos aquí. ¡En Berlín los alquileres son más baratos!


– No es verdad que toda Europa sea igual! De decadencia, en Estonia cero. La decadencia está en Inglaterra, en Francia, en Italia, en España …


– Después de la época “Nosotros” (60 ‘s y 70’ s) pasamos a la época del ciudadano “Yo”. O lo que es lo mismo, el “Age of me”: yo tengo que vivir solo, tener mi casa, yo, yo, yo …! Toda la publicidad se ha basado en esta filosofía, la han transmitido las agencias de publicidad. 


– Una sociedad armada culturalmente puede resistir esto, pero en nuestro caso incluso los diarios se dedican a fagocitar las pequeñas empresas culturales independientes para ser ellos solos, como ha hecho Prisa. En Francia todavía quedan revistas de cine, de pensamiento, aquí no, y todos han callado.



– Todo el mundo tiene miedo, nos han metido un miedo que no nos consiguieron meter ni en los últimos años del franquismo.


– Democracia es respetar al de al lado, vivir con él, buscar los puntos de contacto.


– Somos 7000 millones que tenemos que sobrevivir en este planeta. No podemos vivir 400 millones a cambio de que otros 2.000 millones mueran o malvivan y que nadie diga nada.


– Estos 40 años se ha destruido el país. En Cataluña no queda ningún pueblo de pescadores, está todo arrasado y lo ha hecho un gobierno nacionalista. Para mí eso no es nacionalismo porque yo lo que quiero no lo destruyo. En Alemania los pueblos quedaron arrasados y los han recuperado.





– ¿Bankia? Hay que hacer una gran investigación de lo ocurrido, pero hay mucha gente que tiene su dinero allí y no la puedes dejarla colgada. Dentro de poco pasará lo mismo con Catalunya Caixa, que es la de los socialistas de aquí.


– ¿Por qué Esquerra Republicana no ha creado 150 ateneos republicanos? Han hecho política pero no cultura política. ¿Dónde están los ateneos republicanos que convivían con los libertarios en los años 30? Hay mucho por hacer…”


– A mí los indignados me han animado a volver, ¡yo en septiembre vuelvo a Barcelona! Si tiene que haber un tercer Ajoblanco, tendréis que hacerlo vosotros …


(Colgaré más vídeos poco a poco en mi canal de Youtube)