El Turó Park-los antiguos terrenos de la familia Bertrand, convertidos en parque por el paisajista Nicolau M. Rubió i Tudurí y actual parque por excelencia de una de las zonas más acomodadas de Barcelona- celebra este año su centenario…

… Y el sábado lo hizo con una ‘Adidas Running Party’ a cargo del corredor olímpico Carles Castillejo. Como podéis ver en el vídeo, la sesión de la mañana era sólo para chicas, participaron mujeres del barrio que por la cara que hacían diría que lo pasaron en grande.

Respecto a la historia del Turó Park, mi abuela (Barcelona, 1915) me cuenta que iba a jugar al parque con sus amigas y recuerda que en el entonces parque de atracciones había unas figuras con forma de pulgas, muy divertidas. Recuerda perfectamente como el parque llegaba hasta la calle Calvet y hasta la zona de la actual plaza Francesc Macià, y más o menos hasta Piscinas y Deportes, el actual DIR Diagonal.

(La web del Ayuntamiento de Barcelona explica: “El 8 de junio de 1912 se inauguró el parque de atracciones del Turó Park, ubicado donde hoy se encuentran los jardines románticos del poeta Eduard Marquina, aunque ha prevalecido el nombre popular del parque. El parque de atracciones, abierto hasta 1927, ocupaba una gran extensión de terreno, de la Diagonal en la Vía Augusta y de Avenida Sarrià a Calvet. El antiguo Turó Park fue muy concurrido y constituía un lugar importante de distracción popular. El recinto disponía de una amplia plaza de fiestas, pista de patinaje, caballitos, coches eléctricos … Más tarde se añadirían atracciones como un teatro de marionetas, una montaña rusa y el globo aerostático. En 1934 se inauguró el parque tal y como lo conocemos hoy, concebido para ser un parque vecinal, dedicado especialmente a los niños, conservando algunas de las tradiciones que habían existido: el edificio del antiguo café restaurante, el lago y el teatro infantil).

Ah y dicen que el centenario culminará con un proyecto de mejora del Turó Park. Veremos …)